info@andreualenda.com
+34 966 92 77 99

Prácticas abusivas de IBERDROLA

Desde hace unos años la compañía eléctrica IBERDROLA, a través de su empresa distribuidora, emite facturas a sus clientes por cantidades desorbitadas acusándoles de haber realizado una manipulación en su contador y haber llevado a cabo un consumo superior al abonado, de tal modo que la compañía eléctrica practica una regularización subjetiva en el consumo eléctrico durante el periodo en el que supuestamente el consumidor ha llevado a cabo la manipulación del contador y hasta que ha sido detectada. En la mayoría de los casos estas facturas se acompañan de un informe muy escueto de la inspección técnica realizada de forma unilateral y sin previo aviso al consumidor por lo que no puede estar presente y contrastar la información. Así, el consumidor, totalmente desinformado de los derechos que frente a la compañía tiene, se sitúa en una posición de sumisión a merced de lo expuesto en el informe técnico debiendo hacer frente, en contra de su voluntad, al pago de la cantidad que la compañía ha decidido imponer bajo su criterio, porque el impago de la factura conlleva el corte del suministro de electricidad privándole de sus necesidades básicas.

Lo significativo es que el titular del contrato es acusado por la compañía sin ninguna prueba debiendo asumir la culpabilidad hasta que se demuestre lo contrario. Sorprendentemente la mayoría de las facturas que emiten ascienden a unos 2500 € lo que obliga al consumidor a acudir a los Juzgados con la asistencia de abogado y representado por procurador, encareciéndole los costes y haciendo así que sea más dificultoso para el consumidor acudir a los Tribunales, dado que además de tener que abonar esos costes judiciales, se ven obligados a hacer el pago del coste de la factura para evitar el coste del suministro eléctrico y por ello aun resultándoles injusto pagan la factura y no reclaman.
Ante esta situación, el consumidor intenta por todos los medios posibles ponerse en contacto con la compañía eléctrica pidiendo explicaciones y sobretodo, pruebas evidentes de la acusación vertida sobre él, sin obtener respuesta alguna de la compañía eléctrica, quien actúa de modo totalmente autoritario concediéndole un plazo para abonar la factura, advirtiéndole de que en caso contrario procederá al corte el suministro.
En este despacho se está actuando en defensa de esos consumidores. Si Usted se encuentra en esta situación, podemos ayudarle.
 

Leave a Reply